Mitos de dragones: Medio Oriente

Fig. 20 - Dore - Leviathan.jpg

Leviatán, Gustav Doré.

Aunque en los últimos dos siglos, debido a una mala traducción, se ha asociado la palabra Leviatán con un gran cetáceo, todavía hoy, en algunas traducciones como la Biblia Latinoamericana, se puede leer lo siguiente en el primer versículo de Isaías 27:

Aquel día Yavé castigará con su espada firme, grande y pesada a la serpiente Leviatán, que siempre sale huyendo, a Leviatán, que es una serpiente astuta, y matará al dragón del mar.

De acuerdo a otros relatos apócrifos, pertenecientes algunos a la tradición y otros al Libro de Enoc, Leviatán es el consorte femenino de otro monstruo, y se lo representa como un pez monstruoso, si bien para algunos Leviatán puede ser comparado con el mar en sí mismo. ¿Una reminiscencia al más antiguo culto a Tiamat, asociada al agua salada y al mar? No olvidemos que el pueblo judío fue esclavo de los babilonios durante medio siglo, y que durante mucho más tiempo recibió su influjo a través del intercambio cultural que da el comercio. También tuvo una amplia relación con los persas, herederos de la hegemonía sobre las tierras mesopotámicas tras la caída de los asirios.

Fig. 21 - Illuyanka.jpg

Illuyanka

Tampoco olvidemos la relación que tuvieron los semitas de palestina con los Hititas y el pueblo Ugarítico (de la zona de Ugarit, la antigua Siria, semitas como los judíos), tanto durante su época libre como durante el periodo de dominación egipcia, entre cuyas deidades están las figuras de Illuyanka (en los mitos hititas y en la imagen que se muestra) y del dragón o serpiente de mar Yam (en los mitos ugaríticos), ambas versiones posteriores de la ya mencionada Tiamat.

De Illuyanka podemos decir que fue derrotada por el dios Teshub, dios del cielo y de la tormenta. Si bien en una primera lucha el dragón derrota al dios, luego Teshub organiza una fiesta en su honor, pensada para llevar a cabo su venganza. Así, la harta de comida y la embriaga con vino, de modo que el dragón queda atorado al tratar de entrar a su cueva, y Teshub hace que un mortal lo ate. Cuando esto sucede, el dios Teshub mata al dragón.

De Yam cabe añadir que es derrotado también por el dios de la tormenta, Baal en los mitos ugaríticos, quien entabla lucha contra el dragón usando unas armas mágicas que un artesano divino hizo para él. Dada la influencia de los pueblos de medio oriente entre sí, no es extraño que también se mencione a Baal y la muerte del dragón en el Libro de Daniel, en la Biblia, aunque aludiendo a una falsa deidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s